¿Has pensando por qué deberías tener…?

 

 

 

 

Una bici eléctrica. Sí, montar en bici siempre ha sido muy divertido, pero ¿y hacerlo en bici eléctrica?

Aunque las dos son muy parecidas, la experiencia es muy distinta, lo primero que tienes que hacer es:

1) Probarlas, son muy divertidas.

Sí, montar en bici eléctrica puede ser una de las experiencias más gratificantes que puedas tener. Si montar en bicicleta convencional te proporciona momentos estupendos, la bici eléctrica te hará disfrutar de la posibilidad de subir cuestas casi sin esfuerzo, de circular por ciudad mucho más seguro de tus posibilidades, de una capacidad de aceleración y de salida que siempre te sorprenderá y ¿por qué no de volver a hacer esos kilómetros en ruta o por el campo que pensaste que no volverías a hacer.

Y si la usas para ir a trabajar, la ida y la vuelta a tu empresa se transformarán en los mejores momentos del día.

Además, todos sabemos que la bicicleta es una de mejores formas de hacer amigos ¿verdad?

flyer-tx-series-e-bike@2x

 2) La forma más sana, barata y ecológica de ir a trabajar.

¿Cuánto gasta tu coche si lo usas todos los días para ir a trabajar? ¿Mucho, verdad? El consumo de tu bicicleta eléctrica será de unos 10 céntimos de euro cada 100 kilómetros, por lo que si echas las cuentas, te darás cuenta de lo mucho que ahorras…

… y de cuanto puede ayudar a mejorar el medio-ambiente: un coche menos circulando en hora punta nos beneficiará a todos.

Por último, te ayudará a mejorar tu salud, aunque el motor de la bici eléctrica te va a ayudar en tu esfuerzo, tendrás que pedalear. Los beneficios para tu salud de realizar el trayecto de ida y vuelta a tu trabajo los notarás enseguida.

 3) Las bicis eléctricas son más rápidas que los coches (en ciudad) ¿No te lo crees?

En el siguiente vídeo nos enseñan cómo una bici eléctrica derrotó a un ¡Jaguar! en la ciudad de Leicester, realizando el mismo trayecto urbano. Pero claro, esto pasa en Inglaterra… ¿sería posible en España?

En una ciudad como Madrid, la mayor parte de los trayectos urbanos son de menos de 3 km. por hora, la velocidad media de un coche en el centro de Madrid es de 9 km. por hora y en todo el municipio de 24 km. La velocidad máxima de una bici eléctrica es de 25 km. por hora y si supera esa velocidad la asistencia al pedaleo se detiene.

¿De verdad crees que una bici eléctrica no puede ser más rápida que un coche?

 

4) Recupera tu pasión por montar en bici.

No serás el primero. Puede ser una lesión o simplemente que la edad ya no te permita volver a montar en bici como lo hacías antes. Has dejado de montar con tus amigos porque ya no podías seguirlos… demasiados kilómetros o simplemente no podías superar esa cuestas que tan difícil se lo ponía a todos, pero a ti se te hacía imposible.

Ahora, puedes recuperar tu sonrisa con una bici eléctrica y esas sensaciones que solamente te las puede dar un buena rodada en bici.

5) La tecnología de la bici eléctrica está muy desarrollada y su precio es muy asequible.

Ahora mismo puedes comprar una muy buena bici eléctrica por algo más de 1.000 euros, pero si apuestas por gastarte un poco más, te vas a encontrar un abanico enorme de posibilidades de excelente calidad y buen acabado. Las baterías y los kits de conversión se han desarrollado enormemente en los últimos años y el rendimiento de los motores ofrece excelentes prestaciones.

Eso sí, todavía existe demasiada “bici mala” en el mercado, por supuesto mucho más barata que lo suelen ofrecer las tiendas especializadas. En el caso específico de las bicis eléctricas, merece la pena gastarse un poco más.

bici eléctrica